Shanghái, centro financiero de China y una de las ciudades más pobladas del mundo, anunció que puso en marcha la construcción de un estadio de deportes electrónicos (e-sports) que tendrá una inversión de US$898,2 millones.

Shanghái  ha sumado una nueva inversión para consolidarse como la capital mundial de los deportes electrónicos mediante el inicio de la construcción de un estadio o centro de eventos que tendrá una superficie de 500.000 metros cuadrados.

Los deportes electrónicos son competencias de videojuegos en las que jugadores profesionales participan para acceder a premios económicos. De hecho, el año pasado Shanghái fue sede del Campeonato Mundial de League of Legends, un reconocido videojuego de estrategia y acción en versión multijugador.

Entre tanto, el nuevo epicentro de entretenimiento en la ciudad china se llamará Centro Internacional de Deportes Electrónicos Creativos y Culturales de Shanghái, con una inversión de 5.800 millones de yuanes, equivalentes a US$898,2 millones, según reveló CNBC.

El complejo de e-sports contará con un hotel adjunto y será diseñado para que los equipos de jugadores y empresas desarrolladoras puedan «quedarse y competir», según informó el medio estadounidense. 

China y otro países asiáticos se han consolidado como líderes en la industria de los deportes electrónicos, en la que surgen nuevos jugadores profesionales y en la que millones de personas siguen las competencias de manera virtual o presencial. 

Japón, por ejemplo, creó el año pasado un centro de e-sports diseñado para ancianos mayores de 60 años, en el marco de una estrategia para mejorar la calidad de vida de este segmento poblacional a través de los videojuegos. 

El lugar, en cuya creación participó la compañía especializada ISR e-Sports, permite que los gamers de mayor edad puedan jugar una amplia variedad de videojuegos, de acuerdo con información del medio local PR Times y Europa Press.

Según un estudio de la firma especializada AcuityAds, el consumo de juegos en línea presentó un aumento del 75% en el marco del confinamiento generado por la pandemia del coronavirus. El estudio identificó dicha tendencia en países como España, Italia, China y Estados Unidos.

Además, cifras del portal alemán Statista indican que durante los últimos cinco años la cifra anual de espectadores de las competiciones de videojuegos a nivel mundial pasó de 188 millones (2015) a 495 millones (2020), mientras se proyecta que ese número aumente en 2023 a 646 millones.