Uno de los aspectos más llamativos de los X-Men es que siempre han tenido espacio para la diversidad. Desde personajes de diferentes etnias, hasta aquellos con ideologías y preferencias diferentes a la media, todos ellos han formado parte, en algún momento, del grupo de mutantes. Sin embargo, hace poco se dio a conocer la noticia sobre la llegada del primer personaje drag queen al grupo de héroes: Shade.

Shade realizó su primer aparición en las páginas de Iceman #4, durante un concierto en el cual se presenta Dazzler. En él podemos ver lo que parece ser su habilidad: aparecer de sitios oscuros. Según declaraciones del creador de este personaje, Sina Grace, su objetivo es brindar una perspectiva amplia sobre el concepto queer, así:

«Realmente quería que esta serie llevará a los lectores a nuevas y mejores historias sobre toda la experiencia queer y cómo se aplica tanto al ser un mutante como a un superhéroe. Hay un millón de perspectivas diferentes queer y solo estamos rascando la superficie «.

Como siempre los X-Men hacen gala de uno de sus principios básicos y como este debe impulsar a los lectores a ampliar su visión sobre el mundo y las personas que en él habitan, dando pie para el respeto por la diferencia.