UN MUNDO DIVIDIDO

En un mundo cada vez más dividido en cuanto a temas mucho más importantes que los videojuegos, siempre me he preguntado desde tiempo atrás, ¿por qué casarse solo con una marca o con una sola consola? ¿por qué no disfrutar todo lo que cada una de estas nos pueden ofrecer?

He visto en muchas ocasiones como gente se desvive e insisten en apoyar solamente una consola o una marca. Gente peleando por que DC o Marvel es la mejor. Ver como se matan por pagar un iPhone de 4 millones de pesos solo por el hecho de que es Apple, o ver como gamers en todo el mundo pelean, (detrás de una pantalla, obviamente) y discuten sin muchos fundamentos acerca de que PS4 o Xbox One es mejor, o de que Nintendo solo hace juegos para niños, o de como el PC es la mejor y la verdadera plataforma para gamers y pienso simplemente, ¡que estupidez!

Desde muy niño siempre soñaba con tener todas las consolas que estaban disponibles en el momento, siempre veía y leía en revistas y me atraían mucho los diferentes juegos que salían para cada una. Obviamente mis papás no podían comprarme todas, ni mucho menos, por lo que siempre escogí alguna, (o ninguna) y llegaban de una manera algo tardía. Pero no era porque me gustara más, era simplemente porque no se podía.

Llegado el momento, por fin pude tener ingresos para poder costear este hobby que es la razón por la que escribo en esta página y logré tener dos consolas de las tres que había en la séptima generación. Después de muchas discusiones con amigos y conocidos acerca de cuál era mejor o peor, y después de tener estas dos consolas (Xbox 360 y PS3) pude llegar a la conclusión de que ambas eran muy buenas y cada una tenía cosas positivas y juegos destacados para jugar.

OCTAVA Y NOVENA GENERACIÓN DE CONSOLAS

En la actual generación, aunque tardé un poco más, me hice con los tres aparatos de turno e incluso con el que dicen que ya es de novena generación (Nintendo Switch), y no puedo arrepentirme de nada. Los controles del Xbox One son simplemente muy ergonómicos y bien diseñados y el hecho de que los gatillos vibren lo hacen una experiencia única. Juegos como Gears of War 4, Halo 5, cualquier juego de Forza, Quantum Break, entre otros tantos exclusivos que tiene la consola de Microsoft han hecho de esta consola algo memorable.

Nintendo, a pesar de haber fallado comercialmente con su consola de octava generación (Wii U), me atrajo con un solo juego; Super Mario Maker. La idea de poder crear los niveles como yo quisiera me pareció algo que evocaba mucho a cuando yo era niño y pasaba días jugando en la NES. Mario Kart 8 también fue un éxito total de esta consola, donde incluso en mi lugar de trabajo jugábamos casi sin parpadear todos los días en la hora de almuerzo. También era muy particular el control principal, que es en forma de Tablet y que juegos como Star Fox Zero aprovechan muy bien, usándolo como una cámara en primera persona dentro de la cabina. Otros juegos como Super Mario 3d World, Xenoblade Chronicles X y el legendario juego del año 2017; The Legend of Zelda: Breath of the wild, hacen que dude acerca de cómo a esta consola le pudo haber ido tan mal en ventas.

Por otro lado, está PlayStation 4. La consola lanzada en el año 2013 es la que más uso de todas y de la que más tengo juegos, pero no por esto quiere decir que sea la mejor. De hecho, muchas veces ha sido desplazada por las dos mencionadas anteriormente, dejándola sin uso incluso por semanas. No estoy diciendo que la consola de Sony sea mala, ni mucho menos. Juegos como The Last Of Us, Horizon Zero Dawn, Uncharted The Lost Legacy, Gran Turismo Sport, God of War o el remake de Crash Bandicoot,(que este año deja de ser exclusiva de PS4) han hecho que pase incontables horas frente al televisor. La mejora en los controles fue muy notoria, ya que los de PS3 eran, a mi modo de ver, los peores de esa generación de consolas.

Finalmente, quisiera hablar de la última que obtuve: Nintendo Switch. La primera vez que vi el tráiler del Nintendo Switch solo pude sentir mucha emoción y pensar: “mierda, la quiero, ¡la quiero ya!”. Era un sueño hecho realidad para cualquier gamer. Poder jugar en el tv y después llevarse la consola para jugar donde se quisiera, era algo inimaginable tan solo unos años atrás. Después de ver el tráiler varias veces pensaba, “bueno, Nintendo siempre innovando, pero, ¿será así de buena funcionando?, ¿cuánto le durará la batería?” entre muchas otras preguntas que pasaban por mi mente. El hecho es que hasta que no la tuve en mis manos no pude juzgar. Hasta que, por fin, justo unos días después de que la había pedido pude jugar donde un amigo. De hecho, fue en un bar, tomando cerveza donde probé por primera vez la Switch. Jugué Mario Kart 8 Deluxe, de a dos y cada uno con un pedacito de estos controles de esta consola.  Nunca pensé que esto pudiera llegar algún día, y la versatilidad que tiene esta consola, más los juegos exclusivos de Nintendo hacen que sea el sueño de cualquier persona que ame los videojuegos tanto como yo.

La conclusión a la que quiero llegar con todo esto es que, a pesar de que cada una tiene sus juegos exclusivos, un hardware más potente o unos controles más grandes, pienso que todos deberían dejar de lado tanto argumento y tanta pelea tonta. Ni Sony ni Microsoft y mucho menos Nintendo van a hacer algo por ustedes, ni les van a regalar los juegos por defender su consola. Solo pienso que las personas deberían enfocarse más en hacer una buena crítica constructiva o en crear, y sencillamente jugar y pasar un buen rato. Al final del día para esto es que los videojuegos fueron creados, y el mejor consejo que puedo dar es: disfrute, juegue y sea MUY FELIZ.

¿Y a ti cuál es esa consola que definitivamente odias? ¿o esa que nunca has tenido pero con la que siempre has soñado? Deja tu comentario, me encantaría saber qué opinas y poder conversar contigo.

Dejaré por acá esta lista de YouTube con sketches de videojuegos de Robot Chicken para que sean todavía más felices.