La ciudad de Baldur’s Gate es reconocida por ser uno de los puertos mercantes más importantes de la Costa de la Espada. Numerosos barcos cargados de mercancías atracan en sus puertos, así como diferentes caravanas de mercaderes llegan a través de sus puertas. Este constante ir y venir de diferentes productos ha ubicado a la ciudad como una de las más importantes. De igual manera la prosperidad abunda (en los sitios que corresponde, claro está) y Baldur’s Gate crece en importancia. Sin embargo un poder siniestro ha fijado sus oscuros pensamientos sobre la ciudad. Tal vez atraído por su éxito busca apoderarse de la misma. Así, diferentes criaturas de pesadilla empiezan a aparecer en la ciudad, y como es de esperarse se convocan aventureros para defenderla. La misión es clara: limpiar la presencia maligna de Bhaal y sus seguidores. Pero la oscuridad repta por cada callejón y edifico, y es probable que uno de los aventureros sucumba a la voluntad de la deidad. ¿Serás capaz de detener las fuerzas del mal, o fallarás el objetivo presa de la traición?

Construyendo la traición.

Betrayal at Baldur’s Gate es un juego para 6 personas, en el cual cada una de ellas representa un aventurero que llega a la ciudad para eliminar el poder oscuro que allí se encuentra. Descubrir los planes de Bhaal requiere explorar cada rincón de Baldur’s Gate, por lo tanto, el grupo de aventureros debe investigar la ciudad hasta dar con el esquema que la deidad pretende ejecutar. Sin embargo esta tarea no será fácil, ya que en cada vuelta de esquina y edificio se encuentran peligros que pondrán a prueba a aquellos que han decidido entrar.

Crédito:Charlie Hall/Polygon

La mecánica en este caso es sencilla: en cada turno uno de los jugadores tomará una loseta del sitio que desee explorar (edificios, calles, catacumbas) y la pondrá en juego acorde a las reglas. Hacia este sitio es que el aventurero deberá moverse. Algunas losetas activan trampas u otorgan objetos, otras invocan a los sirvientes de Bhaal. Sin embargo, algunas dictan presagios, los cuales tienen que ver directamente con el esquema de Bhaal. Y son estos últimos los que van a dictaminar el destino de Baldur’s Gate, así como el del grupo de valientes que se encuentran luchando contra Bhaal.

Todo se lee en las cartas.

Cada cuarto posee un símbolo que pertenece a cada tipo de carta. Algunas de ellas van a recompensar a los aventureros con artefactos y equipos, mientras otras van a develar eventos, como la aparición de un Beholder. Sin embargo, aquellas que permitan la consecución de los objetos más poderosos, son las que están relacionadas con los esquemas de la infame deidad. Son estos presagios los que van a acercar a los aventureros a descubrir el siniestro plan de Bhaal.

Crédito: GAMECRATE

En este caso cada carta marcada con el cuervo negro del presagio va a incrementar las probabilidades de disparar el plan malévolo de Bhaal. Así, cuando se cumpla con cierto número de estas cartas, el plan será develado. Es en este punto donde uno de los mayores atractivos del juego se hace presente: la presencia del traidor entre los aventureros.

El traidor se revela.

Cuando los presagios al fin activan los esquemas de Bhaal, uno de los jugadores será revelado como un traidor, ya sea por la influencia malvada de la deidad, o porque desde un principio era su voluntad hacer fracasar la empresa. Sea por cualquiera de estos motivos, es momento de detener la presencia malvada en la ciudad y acabar con ella del todo. Ya sea enfrentando a las criaturas que sirven a Bhaal, o derrotando al traidor, es deber de los aventureros acabar de una vez por todas con esta amenaza. Pero la tarea no será fácil, ya que el traidor también cuenta con los elementos necesarios para lograr los designios de su dios.

Estos dos tomos solo se usan cuando el esquema de Bhaal se revela. Uno de los jugadores tomará el papel del traidor y debe tomar el libro correspondiente, mientras los otros jugadores van a leer el de ellos. En cada uno de ellos se plantea las condiciones de victoria de cada una de las partes, sin embargo, ninguna de las partes conoce el objetivo principal de su contrincante.

Opinión del juego.

Betrayal at Baldur’s Gate es un juego derivado de Betrayal at House on the Hill. Ambos juegos poseen una atmósfera de terror, por decirlo de alguna manera. De igual forma, la exploración y las leyendas de las cartas, sumergen de cierta forma a los jugadores en una especie de campaña de Calabozos y Dragones. Además, jugarlo con personas que gustan de verse inmersos en la temática del juego resulta en lecturas amenas y casi roleras de las cartas. El desenlace de la historia es uno de los puntos más divertidos del juego. Ver cómo cada una de las partes trata de deducir cómo el contrario debe ganar, al tiempo que deben cumplir sus propios objetivos, añade esa emoción propia de los encuentros dragonescos. Este juego pone el terror en los juegos de mesa de Calabozos y Dragones, además de añadir la paranoia que conlleva el no saber con certeza quien va a ser el traidor. Si gustas de Calabozos y Dragones, así como los juegos de mesa, Betrayal at Baldur’s Gate es una opción a considerar.